miércoles, 3 de julio de 2013

La estrategia del avestruz

Rajoy se niega por principio a pronunciar el nombre de Bárcenas, igual que ZP se negaba a decir "crisis". La conclusión lógica está en letras de neón: que no va a desaparecer Bárcenas por eso, y que le va a costar a Rajoy y a los suyos el descalabro total.

Pero hale, tira para adelante mientras puedas, Mariano, machote... Menuda tropa de presidentes que tenemos. Ni hechos de encargo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se aceptan opiniones alternativas, e incluso coincidentes:

Mi fotoblog

Mi fotoblog
se puede ver haciendo clic en la foto ésta de Termineitor. Y hay más enlaces a cosas mías al pie de esta página.