sábado, 19 de marzo de 2016

Retropost #758 (viernes 10 de febrero de 2006): The Man that Was Friday



Pues trasteando trasteando he conseguido por fin ponerle a Vanity Fea su medallita, el histórico IBSN número uno (si recuerdan, fue asignado ese número antes que el cero, jeje...). Quiero decir que he conseguido con mis limitados recursos htmlémicos ponerle un código de barras con ese 0-000-0000-1 y hasta enlace explicativo incluido en la sección de información. Por cierto, ya van más de 600 blogs que se han clavado un numerito; es especialmente divertida la tendencia a personalizarlos como placas de matrícula americanas; en ese sentido el mío, el numberguán, también está personalizado ("vanity fea..."). Por no decir nada del de fernand0, Mr. 0. Hasta ha inventado JarFil, el artífice de los códigos de barras, un programilla que, introduciendo una palabra, por ejemplo tu nick, te asigna algorítmicamente un IBSN que es el equivalente numérico de esa palabra "en ASCII concatenado y pasado a decimal". Vaya, ¡si es que hasta está en portada de los borjamaris (para ponerlo a caldo, como no podía ser menos)! Aunque-- veo con desagrado que no le han puesto IBNS a borjamari.

Otras cosas que hemos hecho hoy es mantener una sesión de doctorado con mínima asistencia (sigh), discutiendo el "constructivismo radical" en la versión de Siegfried J. Schmidt. La idea básica es que cada cerebro construye su propio mundo, con lo cual posibilidad de la objetividad queda muy en entredicho; maravilla es que nos entendamos en algo puesto así el asunto. Al menos me queda el consuelo de que no es sólo mi cerebro el que genera estas ideas cuasi-solipsistas (o igual sí, porque de la paradoja no salimos).
También he enviado un escrito al director de mi departamento, solicitándole que en el próximo Consejo se hable de nuestra postura sobre la reforma o exterminación de nuestros estudios, como nos han solicitado los colegas de Murcia. Y he enviado este artículo de abajo, "La ’propuesta’ del Ministerio", a la lista de distribución de AEDEAN. Bueno, en realidad he enviado un enlace a Fírgoa, el blog sobre universidad pública que tuvo la amabilidad de republicarlo como hace a veces con mis escritos sobre la universidad y sus reformas. A continuación he recibido algunos mensajes de respuesta por correo electrónico (de apoyo y acuerdo, alguno bastante informativo sobre la manera manipuladora en que se han llevado las comisiones; supongo que también habrá reacciones negativas pero esas de momento no me han llegado.

Y por la tarde, lejos de estudiar, me he ido a ver la última versión de Pride and Prejudice, muy bonita, dirigida por Joe Wright. (Al igual que el profesor Brain no pudo evitar formular la teoría constructivista del cerbero, supongo que la historia de Mr. Darcy la tenía que contar Mr. Wright). Un pelín pastelosa, con la parejita llovida encima (no hay tanta falacia patética en Jane Austen, claro), pero en conjunto un buen pedazo de heritage film, para quien le guste el cine literario (mayormente señoras mayores en el público). La ambientación, pasable con aspiraciones a excelente, y la actuación un poquito teatral de más, como corresponde a este género, que no acaba de cinematografiarse con todas las consecuencias. Apenas algún plano subjetivo o un pelín desmandado. Más arriesgada, dentro de esta línea de cine, me pareció la anterior adaptación de Jane Austen que había visto, el Mansfield Park de Patricia Rozema. Hasta tenía a Harold Pinter de paterfamilias; aunque no me quejo, Donald Sutherland está realmente bien en esta otra.



—oOo—


Mi fotoblog

Mi fotoblog
se puede ver haciendo clic en la foto ésta de Termineitor. Y hay más enlaces a cosas mías al pie de esta página.