jueves, 21 de abril de 2011

Preston matizando

Oía por la radio una entrevista a Paul Preston, a cuenta de su nuevo libro sobre "El holocausto español". Preston sigue básicamente en las posiciones de siempre, de la historiografía "oficial" izquierdista, aunque algunos puntos sobre la guerra española sí va matizando. Por ejemplo, da más peso a la voluntad de exterminio organizado que ya no sólo se da para él en el bando sublevado/franquista, sino también en los anarquistas, dice—aunque luego también reconoce que fueron los comunistas los que organizaron la matanza de Paracuellos, incluido Carrillo. Así pues, comunistas y anarquistas también eran exterminadores, auque sigue Preston insistiendo que esto no eran las máximas autoridades republicanas, Azaña etc., que esos no tuvieron voluntad de hacer matanzas generalizadas. Admite (aunque no es noticia para otros historiadores) que la República tenía enemigos tan enconados en las propias filas republicanas—los anarquistas que querían destruirla (de los comunistas aún guarda silencio, quizá todavía piense que eran republicanos de corazón....). Pone más énfasis en las órdenes de Moscú y los comisarios soviéticos... vamos, que cualquiera diría que se ha leído a Pío Moa tras mucho pensárselo. En suma, que las líneas generales del dibujo de la guerra se mantienen, pero queda la cosa un poquito más desdibujada y la República menos idealizada y menos democrática que en las obras anteriores de Preston. También entre los casos concretos de los que habla incluye "curas heroicos que arriesgaron la vida por salvar a sus feligreses"—cosa que hubiera sido inaudita en el panorama pintado antes por Preston, donde los curas eran sólo los aliados del régimen, los chivatos y los sepulcros blanqueados. Ahora reconoce también que había un plan sistemático de exterminio del clero por parte de los elementos anarquistas. Como digo, a los comunistas aún los tiene un tanto reservados de estas críticas, aunque por lo que parece está Preston en pleno revisionismo, dentro de un orden. A Carrillo también lo implica plenamente en la matanza de Paracuellos, aunque insiste en que no fue (claro) el único responsable ni el máximo, sino un elemento más de la oficina de exterminio; también insiste en el contexto de temor y de opresión del Madrid de la época para explicar la matanza... y dice que a su manera Carrillo sí que ha admitido por aquí y por allá su parte de implicación (bien disimulada, por cierto). Me parece que no ha debido Carrillo explicarse bien entonces, porque si no no se entiende que lo hayan hecho doctor honoris causa de la Complutense, a un responsable del Holocausto, sería como ponerle medallas a Goebbels en Alemania... Claro que el rector de ahora, que es su hijo, tampoco le retirará el doctorado honoris causa a Carrillo, por mucho que Preston matice, ni lo dejará de invitar Gemma Nierga a las tertulias de la SER, para algunas cosas ha habido y seguirá habiendo muy buen rollito, y los holocaustos, pues oiga, depende de quién los haga...


________



PS: Una reseña de El Holocausto español de Preston por González Cuevas, en El Catoblepas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se aceptan opiniones alternativas, e incluso coincidentes:

Mi fotoblog

Mi fotoblog
se puede ver haciendo clic en la foto ésta de Termineitor. Y hay más enlaces a cosas mías al pie de esta página.