jueves, 9 de marzo de 2017

Huelga de Educación

Cada vez que hay huelga de educación, se apropia del espacio público el ala batasuna de la realidad española. Con la anuencia de las autoridades, y los suspiros de resignación de la mayoría silenciosa.

Hoy aparcamos la educación.

Hoy vuelve a haber huelga de educación, convocada (como siempre sucede) por unos sindicatos sí, otros no, con los partidos sin manifestarse claramente al respecto, y, en fin, una cosa de esas que vienen como viene el temporal, y hay que esperar a que escampe,

Porque hoy hay HUELGA DE EDUCACIÓN. Como siempre, campan los piquetes, habrá insultos, barricadas, empujones, huelga obligatoria para quien no quiera hacerla, obstrucciones al tráfico, y, en fin, es el día de barra libre para el antropoide piquetero, el que decide por tí qué es lo que tienes que hacer, opines lo que opines de la ley de educación, o de la huelga.

El Rector de la Universidad de Zaragoza ordena, como siempre, que no se despejen las entradas al campus, con lo cual los piquetes se apoderan del espacio público con la pasividad de las autoridades. Yo solía en estos casos protestar, llamar a Seguridad e "informarles" de que había unos indocumentados adueñándose del espacio público.
—Ya, es que hay huelga.
— Pero no es huelga obligatoria, que yo sepa. Unos la convocan y otros no. ¿Por qué se impide el tráfico y el paso a todos?
—Es que mientras no haya disturbios y esté todo tranquilo...
—No, si disturbios ya hay. Y la tranquilidad es falsa. Hay gente que no me deja pasar al campus. ¿Le parece poco?
—No podemos intervenir mientras no lo decida así el Rector.
—¿Entonces es el Rector el que ordena que estén las barricadas puestas?
—  ....

Y así eternamente. Siempre el mismo teatrillo infecto, hasta que llega la hora de las cañas y se va el piquete a celebrar.

Yo puedo estar de acuerdo, o no, con las reivindicaciones de quienes protestan contra el Gobierno (que es corrupto y falsario, convengo), contra la ley de educación, etc. Me da igual. Porque hay prioridades. Con el que no voy a estar de acuerdo NUNCA, y de entrada, es con el que se arroga el derecho a obligarme a hacer huelga. Sobre todo con el iluminado que viene a cerrarme el paso con garrote, capucha, bandera roja y pasamontañas, y que me informa de que no es fascismo cuando lo hace él.

¿Huelga de educación? Pues sí. Hoy es el día de la huelga general de educación, por parte de los piqueteros, que carecen de la más elemental, y por parte de quienes los sufrimos sin reclamar de las autoridades que garanticen el orden público Y LA LIBERTAD.

 

Mi fotoblog

Mi fotoblog
se puede ver haciendo clic en la foto ésta de Termineitor. Y hay más enlaces a cosas mías al pie de esta página.