martes, 27 de junio de 2017

Retropost #1676 (27 de junio de 2017) ¿Nos quedamos sin doctorado?


(PS: Tengo que corregir el título de este post y ponerlo en interrogativo, porque de momento no nos quedamos sin doctorado en el Departamento. Hago las correcciones oportunas en cursiva).

El 14 de junio apareció en el BOE la relación de programas oficiales de postgrado que se impartirán en las universidades españolas en el curso 2007-2008. Entre ellos, página 25936, está nuestro postgrado en Estudios Ingleses—nuestro, digo, aunque los coordinadores hayan establecido una normativa ilegal (y anulada por el Rector) que nos veta la entrada a algunos profesores titulares.

Resultado del mal hacer de los coordinadores del postgrado y de la dirección del Departamento es que en esta relación de titulaciones no aparece nuestro programa de Doctorado. (Corrección: Sí aparece en un anexo, me aclara el Dr. Collado, wryly. —Disculpas por la mala información... porque no se ha anulado el programa. Aunque sea anulable).

Se propuso, y se aprobó en un principio, por no perjudicar al Departamento, pero el Rector anuló su normativa interna y ordenó cambios para que cumpliese la legalidad. Y la coordinadora, los co-coordinadores, y el Director del departamento, en lugar de cumplir la resolución del Rector, buscaron un subterfugio para seguir excluyendo a quienes querían excluir de antemano, haciendo de su capa un sayo y de su postgrado un cortijo.

Y ahora, claro, nos hemos quedado, mientras la cosa no se remedie, sin programa de doctorado. (No tan claro. Seguimos teniendo un programa de doctorado... que incumple las normas de la universidad).

Bueno, nos queda el programa de lingüística del plan antiguo, mientras no se extinga. Pero miren en qué ha parado el famoso Doctorado de Calidad—anulado, por haber ignorado olímpicamente que la calidad de un programa de estudios oficial empieza por cumplir la legalidad vigente. (Bueno, ya ven que no es tan grave. A veces las normas se incumplen y las consecuencias son remotas e inexistentes). Esto sería como mínimo para pedir la dimisión de los coordinadores—pero descuiden, que pronto oiremos que los responsables de que no tengamos programa de doctorado somos quienes hemos protestado porque se incumplían las normas.

(Aclaro, por si hace falta, que nuestro objetivo no es que no tengamos programa de doctorado, faltaría más, sino que el que tengamos sea conforme a derecho).

Pero lo más inri, a estas alturas, es que el Departamento sigue sin cumplir las resoluciones del Rector sobre su postgrado, y continúa encastillado en su normativa propia contraria a derecho, que es la que piensa seguir aplicando en el Consejo de la semana que viene, para organizar la docencia del curso 2007-2008.

Pero paciencia y barajar, que murallas más altas han caído. Sobre todo las construidas sobre arenas tan flojas. (Aquí no procede enmendar la redacción).


Mi fotoblog

Mi fotoblog
se puede ver haciendo clic en la foto ésta de Termineitor. Y hay más enlaces a cosas mías al pie de esta página.