sábado, 17 de junio de 2017

Retropost #1662 (17 de junio de 2007): Docencia en abyme


domingoronis

Estoy a mitad de un cursillo de aplicaciones multimedia en la Uni, y no quiero dejar de anotar una bonita experiencia de irrealidad virtual que tuve en clase. El profe nos enseña cosas sobre elaboración de webs en un aula de éstas con muchos ordenadores, y nos pasa en una pantalla delante un vídeo donde sale él, en un aula de éstas con muchos ordenadores, dando una clase de aplicaciones multimedia, y les ponía un vídeo a esos estudiantes donde salían en pantalla más páginas web como las que teníamos delante de nuestras narices- en la pantalla de nuestro ordenador, digo, no en la pantalla grande, pero también en esa. (También podríamos ver el vídeo que nos proyectaban a la pantalla grande en nuestro ordenador personal, es sencillo) – Sea como sea, se produce un efecto de irrealidad cuando el vídeo pasa súbitamente de pantalla completa (la nuestra) a pantalla completa (la de ellos, los de la pantalla) o cuando miras en la pantalla de proyección un ordenador como el que tienes delante. Y atiendes al profe dando explicaciones, al real, o al de la pantalla, que es el mismo, dando explicaciones parecidas (menos mal que llevaba una camisa distinta). Se puede desarrollar todo un arte de la explicación alternada entre tu yo grabado y el real, con coreografías, turnos y relevos, contrapuntos docentes... Tendré que estudiar las posibilidades que se insinúan en este nuevo arte emergente de la enseñanza abismada, y sus efectos de ensimismamiento. Con la misma camisa, quizá. O haciendo que el yo grabado se comporte como un directo, y el directo como una grabación. Con apariciones súbitas del profe en primer plano en tu ordenador personal. Instalando una falsa pantalla transparente encima de la mesa del profesor. Que de repente deje de ser ventana y se convierta en pantalla de verdad... Me pregunto si contaría como proyecto de innovación pedagógica.




—oOo—

Mi fotoblog

Mi fotoblog
se puede ver haciendo clic en la foto ésta de Termineitor. Y hay más enlaces a cosas mías al pie de esta página.