viernes, 21 de abril de 2017

Presentación de la obra de Jesús G. Maestro, Crítica de la Razón Literaria





Cuánta prepotencia junta, la del autor, desautorizando así en masa como "el discurso de los teleñecos", lo que escriben y han escrito todos los teorizadores españoles y todos los extranjeros, menos él. Y curioso lo bien que se recibe este prepotente discurso, si se embadurna con una fina capa de falsa modestia.

Comento:

Es muy prepotente desautorizar todo lo que han escrito los teorizadores españoles, y todos los extranjeros, como "postmodernismo", "el discurso de Babel" o "el discurso de los teleñecos". Sin duda hay en esas bibliotecas, como en la obra del presente autor, una mezcla de elementos aprovechables y desaprovechables, de razonamiento válido... y de insensatez.


(Me pregunta un anónimo fan de G. Maestro qué elementos de insensatez encuentro): 

Ante todo, decir que encuentro muchos elementos aprovechables e interesantes en las exposiciones que hace Jesús G. Maestro. Pero van unidos a errores de bulto y de base, como su identificación de literatura y ficción, un axioma de partida absurdo que tuerce todo lo que se edifica sobre él. También su partido tomado nacionalista españolista (común al grupo de Gustavo Bueno, aunque quizá debería llamarlo "españolista imperialista") le da algunos sesgos interesantes, pero le ciega con respecto al valor de las contribuciones extranjeras. Véase Shakespeare "y no digo más"—es completamente grotesca la valoración que de él hace G. Maestro. En cuanto a leerme el libro en tres volúmenes, no, no lo he leído. Y no creo que lo haga (aunque todo podría ser), porque, como dijo Samuel Johnson, para conocer la calidad de un vino no hace falta beberse toda la cosecha. Sobre todo si no te ha convencido mucho la cata. Ahora bien, seguramente seguiré oyendo conferencias de Jesús Maestro, con una mezcla de admiración (lo digo en serio) y de desacuerdo.

Es una obra masiva, sin duda, la de Jesús G. Maestro, pero son muchas páginas escritas sobre una base errónea de principio: la identificación de la literatura con la ficción. Empezando por ahí, va a fallar todo el razonamiento, por muchos elementos aprovechables que haya y mucho conocimiento, aciertos ocasionales y abundantes lecturas invertidas.


Presentación del libro en la Universidad de Vigo:







Presentación en Madrid:












Comento:



Lo que dice sobre el lector implícito, quitándoselo (según cree) de un plumazo despectivo, me hace sospechar de mucho del resto de la obra. Una teoría de la literatura que no esté atenta al dialogismo literario —o no lo entienda, sin más— no parece muy prometedora.




Presentación en el Club Faro de Vigo:









Comento:


La arbitrariedad y ligereza al hablar de muchas cosas es inenarrable. Por ejemplo, sobre Shakespeare, un dato, al margen de cuestiones de valoración. No fue sólo un sonetista como poeta; también tiene poemas largos como Venus y Adonis y La Violación de Lucrecia. Un poquito más de documentación y bastante menos de vehemencia y de xenofobia serían de agradecer.








—oOo—

Mi fotoblog

Mi fotoblog
se puede ver haciendo clic en la foto ésta de Termineitor. Y hay más enlaces a cosas mías al pie de esta página.