lunes, 27 de febrero de 2017

Altísima traición desde la cumbre


 ¿Dónde eso? Busquen nada más en Google, o donde sea, "Juan Carlos I Marcha Verde" —y vean lo que ven.

España pactó en secreto con Marruecos la organización de la Marcha Verde y la entrega del Sáhara español—que entonces era, no lo olvidemos una provincia española, no una colonia.

Vivimos en un país tan envilecido que esto ni siquiera se ha comentado, a resultas de su reciente desclasificación en los papeles de la CIA. Es inútil plantearse qué haría un gobierno español digno de tal nombre en esta situación, y con esta información, porque no lo va a haber.

Pero entregar un tercio del territorio nacional, para inaugurar el reinado, es no sólo una inauguración que marca el tono de lo que va a seguir, sino un acto de altísima traición, exhibida con luces de neón ante un país embrutecido y aborregado. Que nunca va a pasar cuentas—distraído y convenientemente desactivado por sus demás problemas de secesión interna, cuidadosamente mimados y alimentados desde el gobierno central.

Qué vergüenza y qué infamia. Con antecedentes así, disimulados y sin desautorizar, vamos avisados: nadie está a salvo de que el gobierno arríe la bandera de cualquiera de sus provincias, y anule los DNIs de los españoles allí residentes. Con mucho pacto secreto previo, eso sí.



—oOo—

Mi fotoblog

Mi fotoblog
se puede ver haciendo clic en la foto ésta de Termineitor. Y hay más enlaces a cosas mías al pie de esta página.