martes, 21 de febrero de 2017

A liquidar y desmantelar España.




España tiene muchos enemigos internos. Quizá la frase les suene a exageración, o a una postura extremista. Eso mismo es un síntoma de dónde estamos, y de qué tipo de discurso público pasa por aceptable. ¿Que España no tiene enemigos internos, bien dispuestos a disgregarla? No me hagan reír.

Hoy una más. El PSOE, en sus diversos círculos y confluencias, y a su manera confusa, pero ya abiertamente y sin cortarse, opta por trocear y desmantelar la unidad nacional española.
España es, al parecer, un concepto franquista, o como poco, neoliberal.

Pedro Sánchez, la esperanza con camisa blanca del PSOE, propone modificar el artículo segundo de la Constitución—el que define la soberanía y unidad de la nación española. Patxi López no parece opinar de modo distinto. E Iceta, no lo duden, se apunta a un bombardeo. En cuanto a Podemos, tiene clarísimo lo del derecho a decidir de las comunidades, o sea, la inexistencia de la nacionalidad española.

Un episodio más en la cesión al nacionalismo, y a los sediciosos del noreste, que van buscando ventajismo por la vía de los hechos consumados. 



En España hay una amplia minoría decidida a liquidar y desmantelar España. Y, lo que es aún peor, hay una amplia mayoría que les da igual que lo hagan, o lo que hagan.

 
 
—oOo—

Mi fotoblog

Mi fotoblog
se puede ver haciendo clic en la foto ésta de Termineitor. Y hay más enlaces a cosas mías al pie de esta página.