lunes, 9 de enero de 2017

Cada ex-día trae su afán


Se me pasaron las ganas de expresarme y de comunicarme, y de autocomunicarme. Ya he dejado de escribir diarios y blogs. Y sin embargo todavía se me acumula el trabajo aquí, intentando recuperar el tiempo pasado y perdido. Aparte de este blog que va "al día" (en su doble existencia de "Blog de notas" y "Vanity Fea") está la vieja versión de Vanity Fea, con la que empecé en Blogia y dejé hace años cuando el sitio se quedó desfasado y lento de respuesta. Luego la retomé, y he optado por colgar ahí mis blog con un año de desfase. Esto te da perspectiva sobre tí mismo, pero aún más la dan los retroposts que son ya el contenido mayoritario de lo que aquí pongo. Resultan de una lenta migración a Blogger de ese blog que abrí hace once años en Blogia—por no agobiarme, voy día por día, con lo cual, en este caso retomo lo que escribí hace diez años. Vamos hoy por el nueve de enero de 2007—es lo más próximo que he hallado a volver a andar los viejos caminos por donde se dice que no podemos volver a pasar, por mucho que nos esforcemos.

Pero es que al abrir mi sitio web expandido en 2004 (unos diez años después de meterme en redes y en ediciones electrónicas) empecé a colgar allí mis viejos escritos, también poco a poco, por no agobiarme.... y aún sigo en ello. Porque claro, sufriendo del síndrome de Tristram Shandy, resulta que mientras recupero el remoto tiempo pasado, el presente no se detiene, y sigue creciendo, él y el pasado reciente... porque primero colgaba mis escritos sólo en mi web universitaria, pero luego proliferaron los repositorios y portales, y no pudiéndose uno resistir, hubo que triplicar y cuadruplicar el esfuerzo, en Academia o en ResearchGate. Con lo cual aún sigo con el autocolgamiento éste que empecé en 2004, y es un trabajo, no crean: no lleva señales de terminar este año, aunque vaya a artículo por día. Y en estas cosas se me va el rato, cuando no estoy twitteando ni haciendo bibliografías, ni colgando fotos. Por cierto que en las fotos también llevo desfase, me cuesta alcanzarme a mí mismo, y para entonces ya estoy más allá, como la tortuga.

El artículo que toca subir hoy a los repositorios: Tiempo congelado: Vivimos en una máquina del tiempo...

 ... —y le dedicamos cierto esfuerzo (y tiempo) a estos viajes de ida y vuelta.





—oOo—


Mi fotoblog

Mi fotoblog
se puede ver haciendo clic en la foto ésta de Termineitor. Y hay más enlaces a cosas mías al pie de esta página.