lunes, 10 de octubre de 2016

Retropost #1173 (10 de octubre de 2006): Que tu mano izquierda sepa, pero se haga la loca


Parece que es el principio aplicado por los estadistas norteamericanos a sus negocios personales y las políticas en que embarcan a su país. Lo de Bush con la familia Bin Laden ya es bien conocido después de la película de Michael Moore Fahrenheit 9/11; ahora veo (vía Digg) una noticia que sacaba el Guardian en 2003: en el año 2000, una compañía en cuyo consejo de administración estaba Donald Rumsfeld vendió dos reactores nucleares a Corea del Norte. Que ahora es, por supuesto, un Estado terrorista, parte del Eje del Mal, etc. Lo mismo que con el diablo de Saddam, a quien apoyaban los USA y los europeos en sus buenos tiempos, o con las subvenciones a los Talibanes porque luchaban contra los rusos, vamos.

La utilidad de la prensa vieja en la gigantesca hemeroteca de Internet es indudable... esperemos que no desaparezca, para evitar que el pasado se reescriba a la Orwell con demasiada facilidad. Ahora que, a más información pública, más descarada se vuelve la situación: a Nixon lo impechearon por pinchar unos teléfonos, y a estos otros mangantes de alto nivel, montando guerras en las que embarcan al país, autosubvencionándose, utilizando al Estado y al Ejército en oscuras maniobras contra los mismos monstruos a los que ellos alimentan... pues no les pasa nada, ¿que ladran? Cabalgamos. Todo esto es espectacular, y bastante aterrador. Toda la nación abducida, o sea, toda no, pero la parte necesaria: con el predominio estadísticamente calculado de la retórica patriotera y los discursos sobre Dios y América.

Claro que para qué buscar algo más aterrador que el doble rasero de oficio en el Orden Mundial desde hace ya tiempo... donde declaran una amenaza a Corea del Norte por su bomba precisamente los que tienen arsenales para masacrar a todo el planeta, los únicos que los han utilizado hasta la fecha, y los que van invadiendo un país tras otro a su aire, tergiversando la ley internacional, with God on their side. Y a Israel que no me lo mienten en cuestión de bombas atómicas y resoluciones de la ONU, ahí no se aplica nada más que una gigantesca ley del embudo, con el veto USA ya por delante a todo lo que se hable.

Si es que una simple descripción de los hechos te hace sonar como un antiamericano.... algo debe ir mal, ¿no?




—oOo—

Mi fotoblog

Mi fotoblog
se puede ver haciendo clic en la foto ésta de Termineitor. Y hay más enlaces a cosas mías al pie de esta página.