viernes, 14 de octubre de 2016

Gustavo Bueno, El dialelo antropológico





La crítica que aquí presenta Gustavo Bueno a la antropología y paleoantropología, por sus supuestas peticiones de principio o razonamientos circulares, lo que denomina el "dialelo antropológico", puede en sustancia definirse como una variante de la crítica a la falacia retrospectiva o 'hindsight bias'. En ese sentido tiene un lado aprovechable, pues a menudo en la búsqueda de causas o antecedentes se comete esta falacia (es lo que Butterfield llamaba 'la teoría Whig de la historia'). Ahora bien, Bueno corre el peligro de tirar al bebé con el agua sucia una vez bañado, pues nuestra perspectiva retrospectiva es absolutamente esencial a la hora de comprender los procesos evolutivos. Una forma simple siempre se comprende desde una forma compleja (es una forma compleja, enormemente compleja, el Homo sapiens, el que comprende las formas simples como resultado y como fases de un proceso evolutivo). La argumentación de Bueno da a veces a entender (más que afirma realmente) que las construcciones de los antropólogos son inherentemente falaces. Y eso sí sería una falacia—la de criticar toda dimensión retrospectiva del conocimiento. A medio palmo se queda Bueno de cometerla, no sé si en el lado de aquí o el de allá de la línea que separa el razonamiento crítico del sofisma.

Todo nuestro conocimiento del pasado es en cierto modo una falacia retroactiva—una máquina del tiempo imposible, o un dialelo temporal. Pero es que la misma definición del pasado requiere esa maniobra—si no no existiría el pasado en el presente. El auténtico pasado ya se fue, pero no era el auténtico, pues cuando estaba era un presente. El auténtico pasado es el que tenemos ahora—el falso.



—oOo—

Mi fotoblog

Mi fotoblog
se puede ver haciendo clic en la foto ésta de Termineitor. Y hay más enlaces a cosas mías al pie de esta página.