jueves, 8 de septiembre de 2016

Retropost #1134 (9 de septiembre de 2006): Masters of War



Se ha publicado más evidencia de que el Gobierno Norteamericano amañó deliberadamente la información para montar la guerra de Iraq. En este artículo de The Nation sale a la luz que aquella Valerie Plame, agente de la CIA que fue "desenmascarada" por el gobierno para perjudicarla no era una mandada castigada por el gobierno para vengarse de su marido, que había puesto en evidencia manipulaciones, sino que era ella en persona la jefa de operaciones de la CIA encargada de buscar datos para justificar la invasión, y se la castigó cuando no proporcionó los datos que requería el gobierno Bush. Vía MakingLight, donde hay un buen comentario del caso. Saddam era un criminal, pero también lo son los masters of war norteamericanos. Tenían la invasión planificada, y el 11-S les vino de perilla como excusa; menuda manipulación criminal del terrorismo.

Profanó la razón, y disfamóla,
mecánica codicia diligente,
pues al robo de Oriente destinada,
y al despojo precioso de Occidente... está.

Esto lo decía Quevedo.  

¡Oh corvas almas, oh facinorosos
espíritus furiosos!
¡Oh varios pensamientos insolentes,
deseos delincuentes,
cargados sí, mas nunca satisfechos;
alguna vez cansados,
ninguna arrepentidos,
en la copia crecidos,
y en la necesidad desesperados!
De vuestra vanidad, de vuestro vuelo,
¿qué abismo está ignorado?
Todos los senos que la tierra calla,
las llanuras que borra el Oceano
y los retiramientos de la noche,
de que no ha dado el sol noticia al día,
los sabe la codicia del tirano.

Si es que se merecen, además de un pleito, el Sermón Estoico de Censura Moral. Ójala acaben todos en los tribunales: por una nimiedad comparado con esto casi ahorcan a Nixon. Claro que la justicia de los USA tiene muchas varas de medir, y un arte especial para desviar la atención de las vigas fijándose en las pajas. Como las de Clinton, por ejemplo.

¿Qué hace la justicia norteamericana ante esta manipulación interesada de los recursos, vidas y dignidad de la nación? El mejor comentario a esto lo pone Shakespeare, cuando denuncia la ceguera culpable y cobardía de todos ante las manipulaciones de la realidad que hace el tirano Ricardo III:

¿Quién es tan torpe que no ve esta obvia artimaña?
¿Y quién sin embargo tan osado no dice que no la ve?
Mal va el mundo, y mal han de acabar todos 
Cuando sólo con pensamientos se ven trampas semejantes.




—oOo—

Mi fotoblog

Mi fotoblog
se puede ver haciendo clic en la foto ésta de Termineitor. Y hay más enlaces a cosas mías al pie de esta página.