martes, 13 de septiembre de 2016

Canibalismo neandertal, y sapiens

Un comentario que pongo en el artículo "Canibalismo entre los neandertales", de José María Bermúdez de Castro.


Sobre el canibalismo entre neandertales y sapiens... me parece que no hay por qué considerarlo un rasgo de primitivismo en los neandertales frente a los sapiens, pues no creo que haya habido diferencias. O sí, más bien bastantes, pero no en cuanto a que ambas especies han practicado abundantemente el canibalismo. Podría parecer que el canibalismo de los propios muertos por causas naturales fuese adaptativo, en el sentido de aprovechar más los recursos (así, ni muertos dejan de contribuir a la provisión de carne del grupo). Pero podría tener otras contrapartidas indeseables, como las infecciones, etc. A veces los cadáveres no están muy sanos. Por otra parte, si se le coge gusto gastronómico a la propia especie, hay menos distancia que recorrer para cazar y comerse a los del grupo vecino, si los pillamos distraídos. Esto ya tiene un valor adaptativo más discutible y dudoso—pues aquí ya se nos multiplican los depredadores en el vecindario. Y otro pasito más lleva a matar a los débiles o niños del propio grupo en caso de necesidad, para comérselos. No hay que ser un ogro para hacerlo; algunas tribus americanas tenían granjas de esclavas destinadas a producir niños para el consumo de los propios padres. Seguro que el propietario de muchas esclavas tenía gran consideración entre sus vecinos; los sapiens somos así. Por cierto que el canibalismo ha estado bastante más extendido entre las tribus primitivas de lo que parece suponer el artículo de Bermúdez de Castro; ha durado hasta hace pocas décadas en lugares de Nueva Guinea y el Pacífico, por no hablar de Rusia durante la gran hambruna comunista. Y no olvidemos a los aztecas, el gran imperio caníbal, un ejemplo monstruoso que nos recuerda que no sólo en culturas tribales y analfabetas puede darse el canibalismo gastronómico organizado. Es instructiva la lectura de las memorias muy vívidas y detalladas de Bernal Díaz del Castillo, la Historia Verdadera de la Conquista de la Nueva España, donde se echa de ver que el canibalismo azteca (y el de sus vecinos) no era un mero ritual comulgatorio, sino una costumbre culinaria bien enraizada. En el caso del Homo sapiens, va unido a la competencia entre grupos diferenciados culturalmente, o a la opresión de grupos esclavizados o tribus sojuzgadas. Quizá entre los neandertales, más dispersos, fuese más una costumbre familiar, aunque no dudo de que echarían mano de cualquier forastero errante tratándolo como caza mayor. Matar al forastero (y con frecuencia comérselo) ha sido la regla hasta el desarrollo de la hospitalidad en una fase bastante más pastoral y civilizada de la cultura humana. En algunos sitios no llegaron a desarrollar esa hospitalidad los Homo sapiens. Entre los neandertales, dudo mucho que se diese en ningún caso.
asaro


—oOo—


Mi fotoblog

Mi fotoblog
se puede ver haciendo clic en la foto ésta de Termineitor. Y hay más enlaces a cosas mías al pie de esta página.