martes, 21 de junio de 2016

Retropost #1011 (21 de junio de 2006): De Prisa, de Prisa: El Making-off





- Esta mañana se ha estrenado su post De prisa, de prisa. ¿Satisfecho con el resultado?
- Bueno, de satisfacción conmigo mismo yo nunca ando mal, pero hay que reconocer que aún estamos en la fase de lanzamiento. Por ejemplo, lleva unas doscientas cincuenta visitas, si bien ningún comentario. Tampoco ha tenido trolls, que en estos temas no suelen faltar, todo hay que decirlo.

- Los actores, ¿qué tal?
- Hombre, donde estén los Muñecotes originales, que se quite lo demás. Mediocres, para qué le voy a decir otra cosa. Ya les harán la crítica buena sus fans; el director está para apretarles las tuercas.

- Muchos ppensarán que es usted un proppagandista ppartidista, o un comisario PPolítico de algún tippo…
Ya. Pues… el hombre es un animal político, y más si habla de política. Pero aclararé que por supuesto no pertenezco a ningún partido. He votado en alguna ocasión al PP, pero también al Pécé. Y a Izquierda Unida, y hasta al PSOE, mira. Al PP no lo volveré a votar, por su ceguera interesada y culpable en el asunto de la guerra de Irak, y por sus maneras absolutistas cuando se instala en el poder. De hecho voté a Zapatero en las últimas elecciones, y no por los trenes, aunque está claro que desapruebo su zETApaz. Y en cualquier caso, para qué voy a decirle a usted nada de mis votos, si el voto es secreto, y estamos en el marco de un género de entrevista ficticia, donde todo es o puede ser ficticio.

- A propósito del género, es una aventura nueva para usted, el género dramático…
No tanto. La vida cotidiana es drama. A veces, un drama. Eso no quiere decir que yo sea dramaturgo, aún menos buen dramaturgo.

- Hay quien dice que la caracterización no está muy lograda. ¿concibe usted realmente así las conversaciones entre los miembros del gobierno?
Por supuesto que no. Ya he dicho que no soy un dramaturgo. Por otra parte, el género caricaturesco no tiene por qué ser realista, aunque saque a la luz aspectos de la realidad, y aunque a veces la realidad sea su mejor caricatura. Yo no conozco nada de los ambientes políticos, ni sé cómo hablan los políticos de puertas adentro, ni intento ser "realista" en ese sentido. Y, por supuesto, no tengo ninguna información privilegiada.
- ¿Y en cuanto al trabajo de documentación?
Bueno, leo periódicos, consulto websaits, oigo la radio. La tele no la veo, en cambio, nunca. Quizá eso contribuya a mantenerme más informado, no sé (Risas). Oí sobre la detención de los etarras en la radio, y luego comparé las reacciones en distintos medios: la Cope, El País, Onda Cero… y me hice mi composición de lugar. Por ejemplo, a partir de una interpretación de la infame línea editorial que viene siguiendo El País, o Pravda, como lo llama Jiménez Losantos. En cuanto a Losantos, a veces tan certero al calar al gobierno, su homofobia y otras fobias le llevan en este caso a imaginar fantásticas conspiraciones de masones y homosexuales para urdir una operación que favorezca al gobierno (!) … vamos, planes perfectos. Lo nunca visto. A eso se refería la alusión a Grande Marlaska y la cuerda que le dieron a la Cope para ahorcarse, cuando dijo el juez en su entrevista con Rosa Montero en El País lo de su matrimonio homosexual. Sobre el asunto de la detención de los etarras, más equilibrada me ha parecido la lectura de Carlos Herrera en Onda Cero. Pero en fin, todo son reacciones sesgadas, e interpretaciones. No creo que yo sepa la verdad de cómo se gestan estos acontecimientos, lejos de mí, ni que mi lectura no sea ideológica. Ahora bien, aunque creo que hay gente más informada, sostengo que la verdad completa, la que nos gustaría tener, a vista de pájaro, no la tiene nadie; es sólo una composición mental imaginaria que nos hacemos. A ras de suelo, sólo existe el conflicto de las interpretaciones.
- No me negará que presenta a los políticos como unos sinvergüenzas.
Todos los políticos profesionales son unos sinvergüenzas a un nivel u otro, y cuanto más poderosos, y más éxito tienen, normalmente más sinvergüenzas son. De ahí el título, que alude a la película sobre chorizos de Carlos Saura; los mayores chorizos, los de los grandes atracos, son por supuesto chorizos políticos y mediáticos. Ahora bien, no vaya a interpretar nadie esto como un rechazo a la democracia (risas). Son un mal necesario, creo, a veces más mal que necesario, es todo. Esta huída hacia delante de Zapatero me parece no sólo innecesaria, sino peligrosa. E inmoral en sus medios, por supuesto, sea cuales sean sus fines últimos.
- Ya me carga usted también. Y en cuanto al rodaje, ¿cómo se ha hecho? ¿tiene anécdotas, manías?
Tras un post hay en realidad una personalidad, o sea toda una vida, en ese sentido amplio no puede decirse cuándo ha empezado a gestarse. Ahora bien, si hay noticias interesantes, y se suma una noche de relativo insomnio, se juntan las ideas y . . . lo que es la redacción en sí misma, yo redacto y tecleo a la vez. Escribo, por supuesto, sobre la marcha, y me escribo un post típico como este en diez minutos un cuarto de hora. Este making off lo mismo.
- Ha sido un placer hablar con usted durante esta entrevista
- Gracias, igualmente. Si quieres podemos cerrar este dossier sobre las bambalinas del post con unas . . .  

. . . escenas suprimidas
Bueno, seleccionaremos sólo una. Una en la que aparecían, para contraste y complemento, dos etarras camino de Francia.
- Oye, que nos llevan siguiendo unos chacurras desde que hemos cargado.
- Tranquilo, coño, que estamos de tregua. Ya llevan tiempo así. Tienen instrucciones de no intervenir, estarán sólo verificando el proceso de paz. Ahora todos somos comandos legales. 



—oOo—

Mi fotoblog

Mi fotoblog
se puede ver haciendo clic en la foto ésta de Termineitor. Y hay más enlaces a cosas mías al pie de esta página.