martes, 24 de mayo de 2016

Retropost #941 (24 de mayo de 2016): Que estudien ellos


Más noticias del QUÉ! Una notita nos anuncia que "El estudiante será el eje del proceso docente". Que se dozan ellos. Se recoge en la nota una charla de nuestro rector sobre las reformas en curso en la Universidad: "Dos de los objetivos de la construcción del nuevo espacio europeo universitario son 'conseguir que el estudiante sea el eje del proceso docente' e 'incidir más en aprender que en enseñar', afirmó ayer el rector de la Universidad, Felipe Pétriz, en una charla organizada por el Instituto Aragonés de la Comunicación.

Pues dicho así y mal y pronto, si los estudiantes se autoenseñan, podemos ahorrarnos una pasta en profesores. Claro que eso no es la Universidad, es muy interesante y muy formativo sin duda, pero es "otra cosa".

Supondrá, nos dicen, mucha adaptación y reciclaje por parte de los profesores. No tendremos tanto que ser especialistas en nuestras materias científicas (que a ver si vamos dejando de pensar en ellas, nos decía ayer la Comisón Europea) cuanto en captación de clientes, dinamización de grupos y orientación psicopedagógica (sin avasallar, claro). Ah, y en evaluaciones normalizadas y estandarizadas. Against Against Method.

A mí se me ocurre, sin embargo, que más doloroso va a ser aún para los estudiantes, a pesar de las apariencias, si quieren formarse. (Obtener el título igual es más fácil, eso sí; el fin del fracaso escolar puede bien ser el principio del fracaso intelectual.. como en la LOGSE).

Hoy, por ejemplo, he dado mi última clase de Comentario de Textos Literarios Ingleses. (Nos han adelantado a mayo el principio de los exámenes). Pues bien, yo intentando aprovechar hasta el último día, me he encontrado con que en esta clase, supuestamente práctica, tenía que ser yo quien comentase el texto por enésima vez, porque ningún alumno se lo había leído. (Todo con previo aviso repetido, fotocopias proporcionadas, con anuncios en página web, etc.). Normalmente, casi ninguno se lo ha leído, pero bueno, siempre hay tres o cuatro que sí, y con eso vamos manteniendo la ficción necesaria. Hoy, nadie, pero ni uno en toda la clase. Así que les he dicho la obviedad de que sin leer un texto no se puede comentar, y he empezado pasito a pasito a leerlo en clase... (era un relato de Nabokov, "Signs and Symbols"). Pero de repente se me ha subido el cabreo.

("Mal, mal, me dice mi Conciencia. Eso produce malísima impresión. Deberías haber dicho, bueno, que es casi junio, mejor lo dejamos estar ya, ¿no? Fiesta - y todos contentos" - - "No, de eso nada," - dice el demoniejo: "es que eso no sería el mensaje que les quería enviar, que está genial y que en realidad está bien que no se lo hayan leído. Lo siento si hago mal efecto, pero peor efecto me hace a mí semejante nivel en clase").

Bueno, pues el caso es que les he dicho que me parecía muy mal que trabajasen tan poco para la asignatura, y que visto lo visto, allí mismo se terminaba la clase, a los diez minutos de empezar. Que considerasen que esa era la lección de hoy. Y me he ido, sin portazo (other than psychological). Y ahora me digo, "es que llevas mucha tensión acumulada" — Y me desdigo: "Nada de tensión acumulada. Una clase de comentario de texto donde los alumnos no leen los textos, especialmente donde ni un solo alumno ha leído el texto, es algo patético e inadmisible". Yo desde luego, me pienso seguir cabreando. Al menos mientras lo que enseñemos aquí se llame "Filología inglesa". Cuando se llame otra cosa, y se autoeduquen ellos, a correr, que cada palo aguante su vela, y que se autoevalúen también, si es eso lo que quiere el Ministerio.

(PS: Pego un resolución de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Complutense sobre un tema que nos afecta, el establecimiento de un Máster de Educación Secundaria que apunta un tanto en la dirección de esta reforma...)


LA PROFESIÓN DE PROFESOR La Junta de Facultad de la Facultad de Filosofía de la Universidad Complutense acuerda expresar públicamente su completa disconformidad con el borrador de Máster en Formación del Profesorado de Educación Secundaria elaborado por el Ministerio de Educación y Ciencia que regula el acceso a la profesión de profesor de Educación Secundaria, al tiempo que hace un llamamiento para que se sumen a dicho acuerdo cuantas Facultades lo estimen oportuno.
1. Conforme a las actuales previsiones del Ministerio, la realización de un Máster en Formación del Profesorado será "requisito legal imprescindible para acceder a la profesión de profesor de Educación Secundaria, el cual no podrá ser ofertado por las Facultades responsables de las diferentes disciplinas académicas (Filosofía, Física, Historia, Química, Filología, Matemáticas, etc.).
2. De los 60 créditos que supondrá la realización de dicho Máster, sólo 12 se destinan a la "formación disciplinar, en tanto que los 48 restantes se orientan a la formación psicológica, pedagógica y social. Por tanto, la formación "especializada que ha de recibir el futuro profesor de Educación Secundaria es casi exclusivamente de carácter psicopedagógico y didáctico.
3. Junto a lo anterior hay que tomar en consideración la menor duración de los estudios de Grado con respecto a las actuales Licenciaturas y, sobre todo, el carácter generalista y no especializado que se otorga a estos estudios en el Real Decreto de Grado. En consecuencia, la menor formación académico-científica del futuro profesor en su disciplina es un hecho incuestionable que ha de afectar a la calidad y al perfil de la Educación Secundaria.
4. Pero también la formación superior más especializada, la de los estudios de Doctorado, se ve negativamente afectada en la medida en que, conforme al actual borrador, el nuevo Máster de Formación del Profesorado habilita asimismo para acceder al Tercer Ciclo de todos los estudios de Posgrado. Ello supone que basta el Grado, que comprende "enseñanzas básicas y de formación general (Art. 7 del Real Decreto de Grado), y un Máster pedagógico para poder cursar estudios de Doctorado. Se produce así una sorprendente asimetría: un genérico Máster pedagógico da paso legalmente a la condición de investigador en Física, Matemáticas o Filosofía, mientras que ni la titulación de Grado en Física, Matemáticas, etc., ni ningún Máster especializado ofrecido desde esas Facultades permite ser profesor, por ejemplo, de Matemáticas o de Filosofía.
5. Siendo cierto que las Facultades pueden establecer criterios de admisión al Tercer Ciclo, no lo es menos que las titulaciones que tienen la Enseñanza Secundaria como principal salida profesional, perderán la mayor parte de sus estudiantes potenciales para estudios de Máster en la medida en que éstos no habilitan para dicha salida profesional. Y no cabe pensar que un número significativo de ellos se decantará (o podrá económicamente decantarse) por la realización de dos Másteres. Por otro lado, siendo las enseñanzas de Posgrado las únicas que pueden proporcionar al estudiante "formación avanzada dirigida a una especialización académica (Art.8), quiere decirse que se abre la vía legal para pasar a los estudios de doctorado sin haber adquirido una formación avanzada y especializada que el Máster en Formación del Profesorado por principio no ofrece.
6. Con la actual reforma de los estudios universitarios, la existencia de perfiles profesionales definidos y la relevancia para el mercado laboral son criterios imprescindibles para la viabilidad de las nuevas titulaciones. Pero si las autoridades ministeriales niegan a aquellas carreras que tienen la enseñanza secundaria como principal destino profesional de sus egresados la posibilidad de habilitar legalmente para el ejercicio de dicha profesión, cabe fundadamente cuestionarse la pervivencia de dichas titulaciones, lo cual afecta de modo dramático a las de Humanidades, pero también en menor medida a las de Ciencias.
7. El "Máster en Formación del Profesorado de Educación Secundaria viene a sustituir al actual "Certificado de Aptitud Pedagógica (CAP), hoy responsabilidad de los Institutos de Ciencias de la Educación, cuyos cuestionados resultados convendría evaluar objetivamente por el Ministerio de Educación y Ciencia antes de proceder a la implantación de un Máster como el que se pretende.
8. La organización de los estudios que den acceso a la profesión de profesor de Educación Secundaria no puede hacerse al margen de las Facultades responsables de las distintas especialidades académicas, de modo que sólo una de ellas, la de Educación, sea declarada competente y responsable. Por otro lado, si de converger con Europa se trata, miremos a las universidades europeas y no encontraremos en ellas el protagonismo que en España se otorga a las formas psicopedagógicas y didácticas frente a los contenidos disciplinares y académicos. A la vista de todo lo expuesto, la Junta de Facultad de la Facultad de Filosofía de la UCM solicita a las autoridades que sea retirada la Propuesta de Título Universitario Oficial de Máster en Formación del Profesorado de Educación Secundaria según RD 56 / 2005, de 21 de enero, al tiempo que insta a la Ministra de Educación y Ciencia a abrir, a la mayor brevedad posible, un proceso de diálogo con todas las partes interesadas. Las Juntas de Facultad que decidan sumarse a este documento, pueden enviar sus resoluciones al Decanato de la Facultad de Filosofía de la UCM:
e-mail: palmagro@filos.ucm.es
teléfono : 91 3945323




—oOo—

Mi fotoblog

Mi fotoblog
se puede ver haciendo clic en la foto ésta de Termineitor. Y hay más enlaces a cosas mías al pie de esta página.