sábado, 26 de marzo de 2016

Retropost #782 (23 de febrero de 2006): ¿Querremos un título homologado de inglés?



(Circular enviada hoy a la lista de distribución de la Asociación Española de Estudios Anglo-Norteamericanos).

Estimados compañeros de AEDEAN:

Creo que muchos hemos leído con atención el escrito que ha enviado a la lista de correo Fernando Galván, reflexionando sobre la titulación de Lenguas y Literaturas Modernas que se nos ofrece en lugar del grado en Estudios Ingleses que ha reclamado casi unánimemente la profesión. La opinión de Fernando es constructiva y ponderada, como no podía ser menos, y analiza de modo desapasionado las ventajas que ofrece esta nueva titulación. Tanto su trayectoria profesional como el hecho concreto de que haya sido presidente de AEDEAN hacen que esta opinión merezca ser valorada con atención por todos; y sería deseable que otras personas significadas o representativas (por ejemplo, directores de departamento, o catedráticos "de reconocido prestigio" como se suele decir) nos diesen a conocer su opinión informada sobre este asunto, como preparación a la reunión en Madrid.

He de admitir que hay muchos razonamientos que comparto en el escrito de Fernando Galván; y recomiendo nuevamente su lectura, pues desde luego no voy a mejorar yo la exposición que él hace de las ventajas que puede ofrecer el nuevo grado. Ahora bien, hay dos puntos que no se tratan en el escrito, y que creo que pueden ser de cierta importancia también para reflexionar sobre ellos, por lo que los dejo a vuestra consideración, o a las posteriores aclaraciones que Fernando Galván u otras personas puedan ofrecer.

1). Admitidas las ventajas que puede ofrecer la existencia de un título de grado flexible como el que se propone: ¿está reñida la existencia de esa titulación con la de una titulación propia en Estudios Ingleses? ¿No supondría un sistema todavía más flexible? (Y que, por cierto, es el que encontramos en muchísimas de las más influyentes universidades del ámbito anglosajón). Hemos de preguntarnos por qué, si tantas ventajas tiene el título de Lenguas y Literaturas Modernas, quienes pueden presionar para obtener una titulación propia, lo hacen, y prefieren sin dudarlo que exista esa titulación propia. El español o el catalán podrán combinarse, supongo, con las lenguas modernas; en cambio disponen además de la baza adicional de una titulación propia. No podermos conformarnos con que nos digan que esto es suficientemente bueno para vosotros, aunque yo no lo querría para mí. Repito: Yo (y muchos más, creo) no nos oponemos a la existencia del grado de Lenguas y Literaturas Modernas. Nos oponemos a la supresión de una licenciatura específica del área de Filología Inglesa (llámese Estudios Ingleses si se prefiere).

2). Aun admitiendo que pueda ser ventajoso en muchos sentidos el tener un grado en Lenguas y Literaturas Modernas, el escrito de Fernando Galván no aclara si entonces habría que intentar conseguir un Máster nacional de Estudios Ingleses, o si hay que dar por hecho que ni en primer ni en segundo ciclo ha de existir una titulación propia de ámbito estatal en esta disciplina. Por supuesto que habrá másteres "de estudios ingleses" en muchas comunidades, pero cada uno con una especialidad, una orientación, etc.: me imagino másteres en literatura norteamericana, en inglés para fines específicos, en estudios culturales anglosajones... pero sin una titulación común del área de Filología Inglesa a nivel estatal. ¿Es eso bueno para nuestra profesión? ¿Es realmente lo que queremos? Supongo que no podemos decir que todos queremos lo mismo, pero ¿es lo que quiere la mayoría de los anglistas españoles, o de los miembros de AEDEAN?

Un máster de nivel estatal del área de Filología Inglesa, con contenidos troncales a nivel nacional como lo tenía la antigua (actual) licenciatura daría lugar, ciertamente, a menos juego a la hora de orientar y diseñar los másteres (aunque tampoco excluiría que se ofreciesen otros másteres de orientación propia en el seno del mismo programa de postgrado). Lo que sí haría este máster, en caso de que intentemos conseguirlo y efectivamente lo consigamos, sería dar una entidad profesional más sólida a la disciplina de Filología Inglesa como tal, y al profesional de la Filología Inglesa. ¿Es eso lo que queremos? ¿Vamos a intentarlo? Son cuestiones que encomiendo encarecidamente para la refexión de quienes vayan a representar a nuestra profesión en estos momentos decisivos. Querría también subrayar que soy consciente de que, aun en el caso de que lo intentemos, el éxito no está, ni con mucho, garantizado.

Un saludo muy cordial,
JOSE ANGEL GARCÍA LANDA




—oOo—

Mi fotoblog

Mi fotoblog
se puede ver haciendo clic en la foto ésta de Termineitor. Y hay más enlaces a cosas mías al pie de esta página.