lunes, 17 de junio de 2013

Un Dios prohibido

Película cristiana sobre la guerra civil, que narra la persecución religiosa en el bando republicano durante la guerra civil, en concreto la matanza de los claretianos y otros religiosos en Barbastro.  Una historia tremenda, contada con bastante eficacia—lo terrorífico y memorable del tema, y lo cerca que nos toca, compensa los escasos medios de la producción y algunos tonillos de ejercicios espirituales comprensibles viniendo de donde viene (ha sido producida por los claretianos en asociación con una productora católica, Producciones Contracorriente), y retratando el ambiente seminarista que retrata.

Muy recomendable verla, en especial para quienes necesiten aún la educación general básica sobre la guerra civil. La que enseña que los dos bandos enfrentados en cada guerra, más allá de los contendientes, son los de las pobres gentes que intentan salir como pueden, o incluso se arriesgan por ayudar a los demás, frente a las ratas de alcantarilla que aprovechan el jaleo para hacer que todo sea lo más infernal posible, a su imagen y semejanza. Se les conoce pronto, pero entre las bestias negras y las víctimas inocentes hay una larga serie de grises, bien retratados también aquí, atrapados en el maniqueísmo del enfrentamiento y víctimas también del régimen de terror y de vigilancia mutua instaurados por los matarifes.




Y lo bien que se reconoce a los abusones y fieras de dos patas, no ya en la película o en la guerra, sino cada día en la calle, por suerte con menos ocasión de lucirse.

Aquí un tema musical de la película (aunque no recuerdo haberlo oído), "Un lugar desde el que caer":


 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se aceptan opiniones alternativas, e incluso coincidentes:

Mi fotoblog

Mi fotoblog
se puede ver haciendo clic en la foto ésta de Termineitor. Y hay más enlaces a cosas mías al pie de esta página.