lunes, 30 de abril de 2012

Contra las revistas académicas de pago

Ayer envié a la lista de AEDEAN este comunicado de la Universidad de Harvard que, por así decirlo, declara la guerra a las publicaciones académicas de pago, tras constatar que las universidades (y estamos hablando de Harvard) no pueden hacer frente al coste abusivo de las suscripciones de revistas académicas de prestigio como las publicadas por el grupo Elsevier. A ello se suma, para más inri, la convención según la cual a los académicos que contribuyen a estas publicaciones, los que las hacen lo que son, no se les paga en dinero sino únicamente en prestigio. Lo que sugiere Harvard es desplazar el prestigio hacia las revistas de acceso abierto, y no enviar publicaciones a las revistas de precios abusivos, ni formar parte de sus consejos de redacción. En suma, "desplazar el prestigio hacia el acceso abierto." Me envía de vuelta Barry Pennock esta noticia del Guardianque muestra que la cuestión es muy similar al otro lado del atlántico—un artículo que concluye que el intolerable montaje de los editores académicos ha de terminar ya—máxime cuando la Red pone a nuestra disposición los instrumentos para hacerlo. También se observa que diversos organismos han venido estimulando este proceso, obligando a la publicación en acceso abierto de los resultados de la investigación que financian. El gobierno de España está entre ellos, pues uno de los aciertos de la Ley de Ciencia (que no sé si se está llevando a efecto) era obligar a la publicación en repositorios de acceso abierto de toda la investigación financiada con fondos públicos. Yo puse la revista que dirigía en mi universidad en acceso abierto en Internet en los años 90, y sugerí a AEDEAN que hiciesen lo mismo con la de la asociación nacional—una sugerencia que siguieron con diez años de retraso, pero lo hicieron. Parece que el movimiento ahora es general, pero si aún se oyen estas noticias es que aún estamos en ello.



Mi fotoblog

Mi fotoblog
se puede ver haciendo clic en la foto ésta de Termineitor. Y hay más enlaces a cosas mías al pie de esta página.